Se encuentra usted aquí

XXVI Coloquio Internacional de Historia del Arte. El proceso creativo

Fecha: 

Otoño 2002 del 10 al 14 de noviembre.

 

Lugar: 

Saltillo, Coahuila.

 

Los testimonios y explicaciones de artistas creadores alrededor de sus procesos creativos se han convertido a través del tiempo en materiales que en algunos casos llaman y en otros cubren la curiosidad y la capacidad indagatoria del crítico y el historiador del arte.

 

Para C. G. Jung, “la obra que se halle en proceso se convierte en el destino del poeta y determina incluso su existencia física. No es Goethe el que crea a  Fausto sino  Fausto el que crea a Goethe”. Cuando hay ausencia de testimonios descriptivos y narraciones de los propios artistas en torno a sus obras, el asunto se convierte en tema de acuciosa investigación. En este proceso no sólo intervienen el crítico y el historiador del arte sino también el público en general. La descripción técnica, teórica e incluso literaria del conjunto de procedimientos para arribar a la obra, se transforma en temática de la enseñanza de las artes o en universo anexo pero imprescindible para la cabal apreciación de la experiencia artística. Aspecto revelador de obras, tendencias, innovaciones artísticas, periodos históricos, esbozo y conformación de teorías. Para algunos historiadores, críticos y teóricos del arte el proceso creativo deviene pieza fundamental en sus metodologías de investigación y en sus ineludibles sistemas de ubicación artística y estética.

 

La aparición en el Renacimiento del concepto de artista profesional lo convierte en un dominador de procesos y procedimientos especializados, de métodos que van a ubicar al artista dentro del sistema productivo de las sociedades, cuestión que va a identificarlo dentro de la división social del trabajo humano. La presencia de este artista profesional en la sociedad y en la historia hará, por lo tanto, que los procesos creativos de su dominio revelen, no sólo las excelencias de sus trabajos y obras sino también sus aptitudes para utilizar y aplicar procesos creativos particulares como elemento  sine qua non para alcanzar sus realizaciones, cuestión, esta última, que, por extensión identificará o por lo menos señalará qué es una obra de arte o qué es el arte mismo.

 

Aunque se da por descontado que no todos los creadores pueden describir sus propios procesos creativos, la gran expansión de los medios de comunicación masiva en la época contemporánea ha mostrado la incontrolable avidez de sus hacedores o comunicólogos para que, por su conducto, queden descritos y revelados los sistemas creativos supuestos o reales, que aplican todo tipo de artistas creadores.

 

Por último, debe destacarse cómo la segmentación de los elementos activos dentro del proceso creador ha permitido la proliferación de ideas y conceptos que trascienden a la obra misma y penetran en la historia y la teoría de arte. En efecto, conceptos como inspiración, arrebato irracional, fuerzas inconscientes, sueños, intervención de lo sobrenatural y sensibilidad, opuestos a una idea racionalista y determinista de la creatividad, han perdurado en la crítica y la teoría del arte durante varios siglos. Así se han establecido sistemas de análisis y metodologías de investigación que contienen a la vez aspectos objetivos e interpretativos.

 

Para permitir el acceso al análisis, la descripción y la interpretación particulares de los procesos creativos en las artes, se definen los siguientes “territorios” o “universos” de accesibilidad al tema:

 

Mesa 1.- El proceso creativo como territorio exclusivo, dentro del ser interior del artista-creador.

Testimonios, confesiones y descripciones puntuales acerca de la hechura de las obras. Procesos internos (mentales, psicológicos, físicos, etcétera) y biográficos en la gestión y realización de obras.

 

Mesa 2.- Aspectos externos que intervienen en los procesos creativos.

Determinismo social en la producción de obras. Geografía y nacionalidad en la producción artística. Imposición de idearios, ideologías, convenciones y corrientes políticas en los procesos creativos de la obra de arte. Periodos históricos y aspectos de la producción artística.

 

Mesa 3.- El proceso creativo como narración y explicación  únicas de la obra de arte: la vida imita al arte.

Originalidad y obra artística. Robos, plagios y querellas de creadores. El artista como protagonista único de un producto siempre único. Las grandes creaciones colectivas. Paradigmas, precursores y líderes de escuelas.

 

Mesa 4.-  Consecuencias del conocimiento de los procesos creativos. Sus ramificaciones en el saber histórico y teórico.

Arte y procesos tecnológicos. Subjetividad y objetividad en la crítica de arte. La historia y la crítica como procesos creativos. Relación entre obra de arte y corrientes del pensamiento crítico-histórico. Un mundo en el que todos somos artistas.

 

Informes: 

Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, Circuito Mario de la Cueva s/n, Zona Cultural, Cd. Universitaria, 04510, Coyoacán, México, D.F., Tels. 5665-2465, 5622-7540, Fax: 56665-4740, e-mail: dciaiie@servidor.unam.mx.


 

XXVI Coloquio Internacional de Historia del Arte

 


XXVI Coloquio Internacional de Historia del Arte "El proceso creativo"