Se encuentra usted aquí

Marie Areti Hers Stutz

Presentación sucinta con bibliografía mínima

 

Inicié mi carrera en México con una incursión en la arqueología olmeca que me dio el privilegio de dar con la cabeza colosal expuesta actualmente  a la entrada del Museo de Antropología de Jalapa.

 

Después me interesé por el Septentrión Mesoamericano, y en particular por la cultura chalchihuiteña de la Sierra Madre Occidental. Organicé el proyecto Sierra del Nayar de la Misión Arqueológica Belga en México. Con base en estos trabajos, obtuve el doctorado en Arqueología e Historia del Arte por la Universidad Libre de Bruselas. Después ya como investigadora del Instituto de Investigaciones Estéticas, con base en estos trabajos, publiqué Los toltecas en tierras chichimecas, en el cual propongo reconocer en los portadores de dicha cultura a los tolteca chichimecas co-fundadores de Tula y participé en la creación del Museo Tatuutsima de Antropología e Historia en Huejuquilla el Alto, Jalisco.

 

Con el apoyo de la DGAPA (Proyecto IN 308602) y del Conacyt (proyecto 40611-S), proseguí mis estudios con un proyecto interdisciplinario que cubrió la amplia región del alto Nazas en el Noroeste durangueño y reunió una serie de sub-proyectos con el fin de cubrir la diversidad de los ecosistemas de esta cuenca y aportar un contexto arqueológico al abundante arte rupestre presente en cada uno de estas zonas. Personalmente, me centré en el sitio de Hervideros y en proseguir con el estudio del arte rupestre iniciado por Marta Forcano. Con la colaboración de Fernando Berrojalbiz y José Luis Punzo, vertimos los principales resultados de estos trabajos en el tomo I Época Antigua de la  Historia de Durango, publicado en 2014 por la Universidad Juárez del Estado de Durango.

 

Como miembro del seminario interdisciplinario Las Vías del Noroeste, y en colaboración con Patricia Carot he publicado una serie de trabajos que documentan el antiguo camino que entre los siglo VII y XII comunicó Mesoamérica con los antepasados de los grupos Pueblo del Suroeste de los Estados Unidos, comprobando la validez histórica de la tradición oral transmitida al respeto por los Hopis. (Anales del  IIE, vol.XXXIII, n.98, 2011)  Profundicé también en este tema para mis participaciones en el libro colectivo Miradas renovadas al Occidente Indígena de México (2013, IIE)

 

En colaboración con Daniel Flores, del Instituto de Astronomía, publiqué diversos trabajos relativos al papel del saber astronómico teotihuacano en la diáspora de su población hacia el noroeste, dando lugar a lo que hemos propuesto llamar la ruta de los marcadores.( www.revista.unam.mx/vol.14/num6/art10)

 

Como miembro del Seminario Tlaloc coordinado por María Elena Ruiz Gallut (PAPIIT IN405208, 401811 y 401717) y orientado hacia una perspectiva continental,  publiqué en colaboración con Patricia Carot, “De perros pelones, buzos y Spondylus. Una historia continental” (Anales del IIE,  vol.XXXVIII, n.108, 2016).

 

Finalmente, en años recientes, y con el apoyo de la DGAPA (proyectos IN-401209, IN-402113 y IN-403616) coordiné el proyecto La mazorca y el Niño Dios, dedicado al estudio del arte otomí, antiguo y actual, que ha permitido apoyar la formación de un grupo sólido de jóvenes investigadores, explorando nuevas perspectivas metodológicas para el estudio del arte indígena y dando lugar a una serie de tesis de licenciatura y posgrado y diversas publicaciones, como, por ejemplo, participaciones en La vitalidad de las voces indígenas: arte rupestre del contacto y en sociedad coloniales, (Fernando Berrojalbiz, coord., 2015, IIE)

 

 

Correo electrónico


 

imagen investigación

 


Investigación