Cabeza Boletín Informativo IMÁGENES IIE boton-dearchivo
boton-dearchivo
boton-dearchivo
boton-dearchivo
boton-dearchivo
boton-dearchivo
boton-dearchivo
boton-dearchivo
boton-inicio boton-directorio menu-boletin boton-archivo boton-regresar boton-instituto boton-unam boton-contacto
 
de archivos


Galardón a Cora Flores

 

María Constantino
beltmondi@yahoo.com.mx

 

La bailarina, coreógrafa y maestra Cora Flores recibirá el Premio Raúl Flores Canelo 2006 que otorga cada año el Festival Internacional de Danza Contemporánea Lila López (San Luis Potosí) a una selecta trayectoria académica que haya destacado en el área de la enseñanza de la danza. Pocas personalidades del arte dancístico mexicano han recorrido por completo, como lo hizo Cora Flores, los diversos géneros y modalidades de la danza de concierto profesional. Nacida Cora Edna Flores González el 2 de agosto de 1936, precisamente en la ciudad de San Luis Potosí, donde, año con año tiene lugar el Festival, la galardonada inició sus estudios y su carrera de bailarina en el Ballet Concierto de México dirigido por Sergio Unger y Felipe Segura. Entre algunos de sus maestros, en su formación clásica, se hallan personajes de la talla de, entre otros, Socorro Bastida, César Bordes, Sonia Castañeda, Nelsy Dambré, Natalia Dudiskaya, Lupe Serrano, Guillermo Keys y Nellie Happee.

Cora Flores trabajó sucesivamente en las compañías que antecedieron al establecimiento de la hoy Compañía Nacional de Danza. En ellas alcanzó la categoría de primera bailarina e interpretó los papeles principales de las obras del repertorio clásico: Las sílfides, El lago de los cisnes, Coppelia, La bella durmiente, Giselle, Romero y Julieta, etcétera. Asimismo, fue la intérprete idónea de dos obras cimeras de Gloria Contreras: Huapango y En el mercado. El ballet Café Concordia fue compuesto por el coreógrafo Felipe Segura especialmente para ella y durante la presentación en la Ciudad de México del Ballet Ruso de Nana Gollner y Paul Petroff, Cora Flores fue seleccionada para interpretar importantes papeles durante una temporada entera. También fue solista en la opereta Orfeo en los infiernos, con coreografía de Guillermo Keys.
        Cora Flores asimismo interpretó obras importantes en el Ballet Folklórico de México (que dirigió Amalia Hernández) y en 1963 en el Ballet Folklórico del Instituto Mexicano del Seguro Social (dirigido por Guillermo Arriaga). Con ambos conjuntos realizó giras por todo el mundo. Incursionó asimismo en el género de la comedia musical en obras como Brigadoon (cor. Agnes de Mille) y Paren al mundo que quiero bajarme (cor. Alfonso Arau). Sus enormes dotes de bailarina dramática la llevaron a interpretar paradigmáticamente en 1968 el personaje de la Patria en el Zapata de Guillermo Arriaga. En 1971 se integró al Taller Coreográfico de la Universidad bajo la dirección de Gloria Contreras en donde, en pleno dominio de sus facultades de bailarina, participó en todo el repertorio. En esa compañía se inició como coreógrafa en obras como Collage, Kannon a tres y Ensayo. Flores jamás detuvo su formación y preparación: durante la década de los setenta asistió a la escuela del norteamericano Louis Falco en Nueva York para especializarse en su técnica, desprendida de la Humphrey-Limón.

En 1980 funda, junto con Cristina Gallegos y Aurora Agüeria el grupo Danza Libre Universitaria, en donde interpretó, entre otras, obras como Fault line (cor. Susan Marshall) y Percusiones (cor. Cristina Gallegos). En Danza Libre Universitaria compuso Valses, Evocación, Trío, Adagio, Imágenes. En años sucesivos presentó la obra Zapata en diversos países como Cuba y Costa Rica. En 1983 fue directora de la Escuela Nacional de Danza Clásica del Sistema Profesional para la Enseñanza de la Danza en México. En 1984 fue bailarina huésped de la Compañía Nacional de Danza en la obra de Ana Mérida Balada de la luna y el venado. En 1985 realizó la coreografía de La otra flor, obra múltiple dirigida por Salvador Flores con música de Rafael Elizondo. Y para preservar obras de la danza mexicana graba para la UTEC las interpretaciones de obras como Balada de la luna y el venado, Zapata y La coronela de Waldeen.
        En 1986 es invitada por el Teatro Nacional de Costa Rica para interpretar el papel protagónico de la cantata Fuego y sombra escrita por Lil Picado en homenaje al poeta Federico García Lorca. Esta obra multidisciplinaria fue dirigida por Luis Carlos Vázquez y la coreógrafa Cristina Gigirey. Invitada por el gobierno de Costa Rica acepta dirigir la Compañía Nacional de Danza de ese país de 1987 a 1990. En 1987 realiza la coreografía para Bolero, la cual cumplió más de doscientas representaciones a lo largo de dos años, presentada en países como Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Puerto Rico y Brasil: un evento sin precedentes en la historia de la danza de Costa Rica.
        En 1991 recibió la distinción Una vida en la danza por parte del Centro de Investigación, Información y Documentación de la Danza José Limón. Entre sus obras más recientes están la coreografía para la ópera La Traviata (Festival Cultural de Sinaloa, 1993) y, sobre todo, Una historia de piratas, para público infantil, la que alcanza más de doscientas representaciones tanto en la Sala Miguel Covarrubias de la UNAM como en el Teatro de la Danza del INBA.
 

A lo largo de su carrera Cora Flores ha impartido cursos importantes para varias generaciones de bailarines mexicanos que han destacado en todo el mundo. Asimismo, la plenitud de sus trabajos como bailarina y coreógrafa ha conllevado la presentación de cada uno de sus grupos de bailarines avanzados con coreografías originales y montajes de ella misma. Ha recibido innumerables homenajes (como varios de la Universidad Autónoma Metropolitana), premios y distinciones a lo largo de su carrera y elogios de la crítica en todo el mundo. Su destacada, esbelta, bella presencia física en los escenarios del mundo la convierten en una bailarina fluida y adaptable, y al mismo tiempo rigurosa y exigente consigo misma, que desde muy joven se entregó a la danza profesional y participó en montajes que cubren la enorme gama de géneros tanto de danza escénica-popular como de concierto.

Inserción en Imágenes: 27.09.06



   
Instituto de Investigaciones Estéticas
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO